SALVANDO EL FUTURO DE LA INDIA MEDIANTE LA PROHIBICIÓN DE LAS PRÁCTICAS ABUSIVAS DE LA PSIQUIATRÍA

Dr. Khazi Muzaffar ul Islam impartió seminarios en la India para educar a su nación sobre los peligros de la terapia electroconvulsiva y otras prácticas abusivas de la psiquiatría.
Una ley de salud mental obsoleta en la India recibe una de revisión largamente esperada, asegurándose que la terapia electroconvulsiva no se realice en los menores de edad y acabando con otras prácticas abusivas de la psiquiatría.

Creciendo con una pasión por ayudar a los demás, el Dr. Khazi Muzaffar ul el Islam hoy es un médico de emergencia en la India que descubrió la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos (CCHR) por Internet en el 2009. Regularmente tratando con casos graves, observó: “Si empiezas a tomar medicamentos de un psiquiatra tendrás dolor de por vida, si tomas medicinas de verdad te sientes mejor. Los medicamentos psiquiátricos solo hacen que tu cerebro se duerma”.

Otra causa de “dolor de por vida” es la terapia electroconvulsiva (TEC). El Dr. Khazi había visto a los niños de la calle siendo etiquetados, entonces se les daban electrochoques, limpiándoles, solo entonces (como él lo pone) les “lavan el cerebro” para hacer actividades ilegales.

Basándose en los materiales de CCHR, él primero entregó un seminario para la Universidad Bapuji de estudiantes de enfermería en el estado de Karnataka. Distribuyó volantes de CCHR de terapia electroconvulsiva, exigiendo su prohibición y mostró el documental de CCHR: Lucrándose a muerte. Él continuó entregando más seminarios.

Cuando una delegación internacional de CCHR visitó la India en el 2011, cambiaron la situación para lograr un cambio duradero. Uniéndose al Dr. Khazi, llevaron a cabo seminarios e inspeccionaron el Hospital Mental Regional de Yerwada, uno de los más grandes en Asia. Ahí documentaron horribles condiciones: pacientes retenidos como criminales detrás de rejas oxidadas, otros atados a camas desvencijadas y otros desnudos en un delgado colchón en el suelo.

El castillo de naipes había empezado a temblar. En el 2011, el gobierno anunció una revisión de la Ley de Salud Mental de 1987. En el 2013, el Relator Especial de la ONU sobre la tortura publicó un informe nombrando “El electrochoque resulta en convulsiones” como “Abuso” en “El disfraz de rehabilitación”. Human Rights Watch le siguió, inspeccionando 24 hospitales mentales indios y entrevistando a más de 200 víctimas femeninas de la salud mental. En el 2014, publicaron su informe, “Tratados Peor que Animales”, que detalla la tortura, la internación involuntaria y la terapia electroconvulsiva. Un incidente citó a una mujer internada por su marido sin el consentimiento de ella y se le dio terapia electroconvulsiva en numerosas ocasiones bajo anestesia sin su conocimiento. Su marido quería que ella fuese etiquetada como demente para que pudiera divorciarse sin tener que pagar manutención.

Finalmente, el castillo de naipes se derrumbó para siempre, cuando se promulgó una ley de salud mental revisada en el 2017. Prohíbe la terapia electroconvulsiva en los menores de edad y prohíbe el encadenamiento, reclusión y el confinamiento solitario de los enfermos mentales, mientras proporciona a los personas el derecho básico de negarse al tratamiento psiquiátrico por completo.



Si conoces a alguien que ha experimentado el abuso psiquiátrico, informa de ello a CCHR hoy.

PONIÉNDOSE EN ACCIÓN
Protege Contra los Abusos Psiquiátricos

La misión de CCHR es erradicar los abusos cometidos bajo la capa de la salud mental y promulgar protección para el paciente y el consumidor.

CCHR recibe informes de individuos que han sido maltratados después de buscar ayuda de los psiquiatras y/o psicólogos y fueron falsamente diagnosticados y forzados a someterse a tratamiento psiquiátrico indeseado y dañino. Estos tratamientos incluyen la “terapia” electroconvulsiva, internamiento involuntario y medicamentos psiquiátricos que están documentados como causantes de efectos secundarios graves. CCHR a menudo es capaz de ayudar a la gente presentando quejas o trabajar con sus abogados para investigar su caso.

Cualquiera cuya madre, esposa, hermana o padre, hermano, hijo, niño o amigo ha muerto o sido dañado por el “tratamiento” psiquiátrico debería escribir los detalles completos y proporcionar cualquier evidencia. Informa esto hoy en www.cchr.mx/abuse. Toda la información recibida se mantiene en confidencialidad estricta.

Ayúdanos a detener el abuso.


PON FIN AL ABUSO PSIQUIÁTRICO

Como una organización sin fines de lucro para la vigilancia de la salud mental, CCHR depende de afiliaciones y donaciones para llevar a cabo su misión de erradicar las violaciones psiquiátricas de los derechos humanos y limpiar el campo de la salud mental. Para hacerte parte del movimiento más grande del planeta para reformar la salud mental, únete al grupo que ha ayudado a promulgar más de 170 leyes que protegen a los ciudadanos de las prácticas abusivas en el campo de la salud mental.

DESCARGAS