HAS TENIDO UNA LECCIÓN DE CIENCIA DE LA TEC.
AHORA UNA LECCIÓN DE HISTORIA.

PRIMERA GUERRA MUNDIAL: los psiquiatras en Alemania usaban una máquina de electrochoques primitiva en soldados afectados por la neurosis de guerra. ¿Su meta? Hacer que los soldados estuvieran más aterrados de un hospital que de luchar en el frente.

Década de 1920: el psiquiatra austriaco, Manfred Sakel, trató de matar a las “células cerebrales malignas” inyectando insulina a sus pacientes. A pesar de las severas convulsiones y una tasa de mortalidad del cinco por ciento, Sakel defendió su “tratamiento” señalando el estado infantil resultante de sus pacientes. Las salas para choques en los hospitales y la terapia de insulina se convirtieron en un gran negocio.

Década de 1930: el neuropsiquiatra húngaro, Ladislas Meduna, creyó que podía erradicar la enfermedad mental al inducir convulsiones que dañan el cerebro con una droga llamada metrazol. Un psiquiatra podía dar choques químicamente a 50 pacientes para llevarlos a un estado dócil en una mañana, haciendo que el procedimiento fuera extremadamente lucrativo. Este éxito financiero dio lugar a un método aún más lucrativo de provocar convulsiones que dañaran el cerebro: el electrochoque.

¿QUÉ INSTRUMENTO SE UTILIZÓ PARA DESTROZAR LOS CEREBROS DE LOS PACIENTES?
VE ESTE DOCUMENTAL.
HAZLE TWEET A ESTO
Neuropsiquiatra Ladislas Meduna